Descubren que un dinosaurio perdía los dientes con los años y se convertía en herbívoro

EFE

  • Se trata del limusaurus, una animal omnívoro-carnívoro que al perder los dientes desarrollaba una mandíbula de pico.
  • Los expertos pensaban con anterioridad que se trataba de dos especies diferentes.
  • El descubrimiento podría explicar cómo las fauces de los dinosaurios derivaron en el pico de los pájaros.

Limusaurus

Un estudio elaborado conjuntamente por la Universidad de Pekíny la Universidad George Washington, publicado este jueves por la revista Current Biology, puede explicar cómo las fauces de los dinosaurios derivaron en el pico de las aves.

Los expertos han comparado los restos fósiles de una decena de Limusaurus Inextricabilis, una especie de terópodo ceratosauriano antecedente de los pájaros que vivió durante el Jurásico superior (hace unos 160 millones de años), encontrados en el sudeste de China.

El conjunto de fósiles permitió reconstruir el desarrollo de esta especie con ejemplares desde menos de un año y hasta los diez, lo que llevó a un descubrimiento inesperado: el dinosaurio tenía dientes durante la infancia, pero los iba perdiendo gradualmente con el crecimiento.

Estas y otras evidencias llevaron a los investigadores a concluir que los ejemplares jóvenes eran “probablemente comedores de carne omnívoros”, mientras que los adultos con mandíbula de pico seguramente modificaban su dieta, que se basaba en plantas,  lo que, seguramente, fue acompañado de cambios en el sistema digestivo.

Es un “fenómeno muy raro y muy interesante” por el cual las mandíbulas dentadas de los individuos jóvenes se convertían en no dentadas y con forma de pico a lo largo del desarrollo, explicó Shuo Wang de la Universidad de Pekín.

Así, el Limusaurus se convierte en el primer reptil conocido con edentulismo ontogenético, es decir, que sufría una reducción o pérdida dental durante el desarrollo. La pérdida de dientes no es “inusual” entre los animales hoy en día, señaló Wang, quien cito que hay peces y anfibios que sufren ese proceso, al igual que los ornitorrincos.

La primera vez que se tuvo conocimiento de este tipo de dinosaurio fue en 2001, cuando se halló un ejemplar joven fosilizado y según fueron apareciendo nuevos restos los expertos llegaron a pensar que se trataba de dos especies diferentes, pues unos tenían dientes y otros no, explicó Wang.

Los investigadores identificaron 78 cambios evolutivos en los limusaurus, de los que la pérdida de dientes es el más sorprendente y puede tener “importantes implicaciones para entender la evolución hacia el pico” de los pájaros.

Source: 20′ Ciencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *