Físicos logran crear hidrógeno metálico, "el santo grial de la física de alta presión"

EUROPA PRESS

  • Han logrado crear hidrógeno metálico atómico, el material más raro del planeta.
  • Podría ayudar a responder preguntas sobre la naturaleza de la materia.
  • Un superconductor a temperatura ambiente podría cambiar el sistema de transporte.

Hidrógeno metálico

Casi un siglo después de su teoría, científicos de la Universidad de Harvard, en Cambridge, Massachusetts, Estados Unidos, han logrado crear el material más raro del planeta: hidrógeno metálico atómico.

Creado por el profesor de Ciencias Naturales Isaac Silvera y el investigador postdoctoral Ranga Dias, el material puede ayudar a los científicos a responder preguntas fundamentales sobre la naturaleza de la materia y puede tener una amplia gama de aplicaciones, como ser un superconductor a temperatura ambiente.

“Este es el santo grial de la física de alta presión. Es la primera muestra de hidrógeno metálico en la Tierra”, describe Silvera en un artículo con los detalles del trabajo que se publica este jueves en Science.

Para crearlo, Silvera y Dias estrujaron una pequeña muestra de hidrógeno a 495 gigapascales, o más de 71,7 millones de libras por pulgada cuadrada, una presión mayor a la del centro de la Tierra.

A esas presiones extremas, explica Silvera, el hidrógeno molecular sólido se descompone y las moléculas fuertemente unidas se disocian para transformarse en hidrógeno atómico, que es un metal.

Un posible superconductor a temperatura ambiente

A su juicio, entender si el material es estable es importante porque las predicciones sugieren que el hidrógeno metálico podría actuar como un superconductor a temperatura ambiente.

Dias señala que entre los santos griales de la física, un superconductor a temperatura ambiente podría cambiar radicalmente nuestro sistema de transporte, haciendo posible la levitación magnética de trenes de alta velocidad, además de hacer que los coches eléctricos sean más eficientes y mejorar el rendimiento de muchos dispositivos electrónicos.

El material también podría proporcionar mejoras importantes en la producción y el almacenamiento de energía: como los superconductores tienen una energía de resistencia cero, podrían almacenarse manteniendo las corrientes en bobinas superconductoras y luego utilizarse cuando fuera necesario.

Source: 20′ Ciencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *