La autopsia a la homínido Lucy revela cómo murió nuestro ancestro más famoso

20MINUTOS.ES

  • El 40% del esqueleto de la homínido fue hallado en Etiopía en 1974.
  • La famosa hembra habría muerto después de caerse de un árbol de gran altura, según revela ahora una investigación de la Universidad de Texas en Austin.
  • Mediante escáneres, los científicos imprimieron en 3D el esqueleto de Lucy y sus conclusiones indican que las fracturas no se deben a golpes post-mortem.

Lucy

La autopsia realizada a los restos de Lucy, una homínido que vivió hace 3,2 millones de años y que ya caminaba como nosotros, acaba de revelar que nuestro ancestro más famoso perdió la vida tras una caída mortal desde un árbol, según un estudio reciente publicado por la prestigiosa revista Nature. 

El esqueleto del fósil (el 40% de él) fue descubierto por un equipo de investigadores en Etiopía en el año 1974. El hallazgo de aquella hembra de escasos 1,10 metros de estatura se produjo mientras en el campamento científico sonaba el hit de The Beatles Lucy in the Sky with Diamonds, y alguien tuvo claro el nombre que darían a la homínido que vino a revolucionar el mundo de la paleontología mundial.

Ahora, un estudio propone una posible causa de su muerte. Un equipo de investigadores de la Universidad de Texas en Austin (EE UU) ha analizado los huesos de nuestro antepasado.

Mediante escáneres, imprimieron en 3D el esqueleto de Lucy y sus conclusiones indican que las fracturas no se deben a golpes post-mortem, como se creía en un principio, sino que más bien sugieren que la famosa hembra habría muerto después de caerse de un árbol de gran altura ya que sus restos presentan múltiples fracturas.

Conforme a los análisis realizados, concluyeron que Lucy pudo haber caído desde una altura de 12 metros y golpearse contra el suelo a más de 60 kilómetros por hora, un golpe que acabó con su vida.

El paleoantropólogo John Kappelman, autor principal del estudio, asegura que “una cosa es describir el hallazgo en un trabajo, pero otra es sostener los huesos, poder imprimirlos, mirarlos y juntarlos”.

Kappelman y el resto del equipo que realizó la investigación están tan orgullosos y seguros de su hallazgo que han puesto el material escaneado de los restos de Lucy a disposición del público y de otros investigadores para poner a prueba la hipótesis mediante la impresión de los huesos.

Source: 20′ Ciencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *