Los desiertos se extenderán por España si el calentamiento global prosigue, según un estudio

EP

  • Además, los bosques de hoja caduca desaparecerá de gran parte de la cuenca del Mediterráneo.
  • Los autores de la investigación han examinado los cambios en el entorno durante los últimos 10.000 años.
  • Advierten de que la acción humana puede acelerar los efectos negativos del cambio del clima.

Desierto de Tabernas

El sur de España se convertirá en desierto y los bosques de hoja caduca desaparecerá de gran parte de la cuenca del Mediterráneo a menos que el calentamiento global se detuviera bruscamente.

Es la conclusión de un estudio, publicado en la revista Science, que ha utilizado datos históricos y modelos informáticos para predecir el posible impacto del cambio climático en la región mediterránea, basado en los objetivos para limitar el calentamiento global que 195 países acordaron el año pasado.

“El Acuerdo de París dice que es necesario limitar el calentamiento global a 2 grados centígrados, y si es posible, a 1,5 grados,” explica Joel Guiot, un investigador en el Centro Nacional de Investigación Científica de Francia, que co-escribió el estudio, dijo. “Eso no le parece mucho a la gente, pero queríamos ver lo que sería la diferencia en una región sensible como el Mediterráneo.”

Los autores examinaron los cambios en el entorno del Mediterráneo experimentados durante los últimos 10.000 años, utilizando los registros de polen para medir el efecto que las temperaturas tuvieron sobre la vida vegetal.

Describieron cuatro escenarios sometidos a diferentes concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera. Tres de los escenarios ya son ampliamente utilizados por los científicos para modelar el futuro cambio climático, mientras que el cuarto fue diseñado para predecir lo que sucedería si el calentamiento global sigue siendo igual o inferior a 1,5 grados centígrados este siglo.

Este cuarto escenario es particularmente ambicioso ya que las temperaturas medias globales ya han aumentado en 1 grado Celsius desde los tiempos pre-industriales. Es, sin embargo, el único bajo el cual los ecosistemas de la cuenca mediterránea se mantendrán dentro del rango de los cambios observados en los últimos 10.000 años, encontraron los investigadores.

En el otro escenario —el extremo en que el calentamiento global sea de 2 grados— los desiertos se expandirían en España, el norte de África y Oriente Próximo, mientras que la vegetación en la región sufriría un cambio significativo desde las costas hasta las montañas, afirma el estudio.

Punto sensible

La región se considera un punto sensible para la biodiversidad y su paisaje ha sido cultivado durante mucho tiempo por los seres humanos, por lo que es un caso de estudio particularmente interesante para los investigadores.

“El clima siempre ha sido importante allí”, dijo Guiot, señalando que varias civilizaciones, desde los antiguos egipcios a los griegos y los romanos, surgieron alrededor del Mediterráneo durante los últimos milenios.

Si bien estas civilizaciones desaparecieron probablemente como resultado de los cambios sociales y políticos, las condiciones climáticas pueden haber desempeñado un papel en el pasado y podrían volver a hacerlo en el futuro, dijo.

Las actuales corrientes migratorias están siendo impulsadas en gran medida por la agitación política, pero los períodos prolongados de sequía podrían provocar migraciones masivas de personas debido al cambio climático, dijo Guiot.

Los investigadores reconocieron que su estudio no toma en cuenta el impacto ambiental de la actividad humana en la cuenca mediterránea. Algunas áreas ya están experimentando una grave escasez de agua, que se agravan por la agricultura intensiva y el aclaramiento de los bosques.

“En todo caso, la acción humana va a exacerbar lo que el estudio proyectó, y podría llegar a ser demasiado optimista”, dijo Guiot. El Acuerdo de París entra en vigor la próxima semana.

Source: 20′ Ciencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *