Los pescadores chinos que cazaron más de 6.600 tiburones en las Galápagos irán a prisión

AFP

Tiburones muertos a bordo del Fu Yuan Yu Leng 999

La justicia de Ecuador condenó el pasado domingo a penas de hasta 4 años de cárcel y a una millonaria multa a la tripulación de un buque carguero chino capturado en la reserva marina de Galápagos con especies protegidas de tiburón.

El barco “Fu Yuan Yu Leng 999”, que fue retenido el 13 de agosto dentro del archipiélago, llevaba 300 toneladas de pesca, incluidos 6.623 tiburones –algunos de ellos especies amenazadas–, según se dio a conocer en el tercer y último día de juicio contra los 20 tripulantes de la embarcación.

En este caso, la justicia ecuatoriana aplicó la máxima pena para el capitán del barco, sentenciado a cuatro años de reclusión como autor de un delito ambiental con agravante. Sus tres ayudantes fueron condenados a tres años de prisión y el resto de la tripulación a un año.

“Luego de la indignación enorme que sentíamos, esto definitivamente resarce en gran parte el daño causado porque se sienta un precedente histórico”, dijo Walter Bustos, director del Parque Nacional Galápagos (PNG), tras conocer el dictamen, que puede ser apelado.La justicia además ordenó a los tripulantes a pagar 5,9 millones de dólares como indemnización a PNG. “Se derrotó en esta instancia a una transnacional que venía destrozando océanos por todo el Pacífico”, señaló Bustos.

El monto establecido, agregó, “permite resarcir en algo los daños causados” en la reserva marina de 138.000 km2 y considerada un santuario de tiburones.

“Compromiso por la preservación”

De acuerdo con el PNG, el buque chino recibió la carga de pesca “de dos barcos taiwaneses” entre el 5 y el 7 de agosto, “a más de mil kilómetros al noroeste de Galápagos” en aguas internacionales.

La embarcación tenía previsto atravesar la reserva rumbo a Perú y después regresar a China. Entre los tiburones que transportaba, había especies vulnerables como tiburones martillo, zorro ojón y zorro pelágico.

El ministro de Ambiente de Ecuador, Tarcisio Granizo, celebró la decisión de la Justicia con un mensaje en Twitter: “¡Cero tolerancia a delitos ambientales!”. El barco quedará al servicio del Parque, según explicó.

La canciller María Fernanda Espinosa tildó de “gran paso” la decisión del tribunal de Galápagos. “Es nuestro firme compromiso luchar por la preservación y la soberanía en nuestros mares”, subrayó.

El juicio contra la tripulación del barco de bandera china empezó el pasado viernes por crímenes contra la flora y fauna silvestres y el tráfico de especies.

El proceso de desarrolló en medio de protestas de los habitantes de Galápagos por la pesca de especies protegidas y la presencia de una flota 300 embarcaciones pesqueras chinas que están en aguas internacionales cerca del archipiélago, pero que amenaza a su sensible reserva marina.

Las islas son Patrimonio Natural de la Humanidad, ubicado a 1.000 km de la costa ecuatoriana. Con unos 27.000 habitantes, son parte de uno de los ecosistemas más frágiles del planeta.

Galápagos toma el nombre de las gigantes tortugas que la habitan y sirvió de laboratorio al naturalista inglés Charles Darwin para desarrollar la teoría sobre la evolución de las especies.

Source: 20′ Ciencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *