Nace el primer bebé del mundo con tres padres genéticos

AGENCIAS

  • Se llama Abrahim Hassan, según la publicación científica New Scientist.
  • Médicos estadounidenses aplicaron a su madre, portadora de una enfermedad genética, esta novedosa técnica.
  • El bebé está libre de la enfermedad hereditaria que sí tiene su progenitora, que afecta al sistema nervioso.
  • Reino Unido aprueba la técnica de los ‘tres padres genéticos’.

Laboratorio, análisis

Un precioso bebé de cinco meses de vida, feliz y completamente sano es el gran protagonista del último avance científico, según ha publicado la cadena BBC y la publicación especializada New Scientist.

Su nacimiento no sería noticia de no ser porque se trata del primer recién nacido venido al mundo con la técnica de los tres padres genéticos, una novedosa revolución médica que el año pasado se aprobó en Reino Unido.

Como en el caso de este bebé, el objetivo de esta técnica es combinar el ADN de los progenitores con el de un tercer donante, como ha ocurrido en este caso, para evitar que el bebé resultante herede las enfermedades genéticas de sus progenitores.

En el caso de este bebé, su madre es portadora de una enfermedad genética hereditaria que no le ha sido transmitida al aplicarse esta técnica.

En este caso, lo que se ha hecho ha sido aportar al ADN de los progenitores la mitocondria sana de una donante mujer. Así, en concreto, se ha evitado transferir al bebé una enfermedad que afecta al sistema nervioso y de la que es portadora su madre.

La familia, jordana, ha sido tratada por un equipo de expertos de EE UU pero con México como base de operaciones del novedoso experimento, que ha sido celebrado por la comunidad científica. Aunque son también numerosos sus detractores.

La madre se ha decidido a dar este paso tras perder a sus dos primeros bebés víctimas de este síndrome hereditario.

Por su parte, la compleja técnica consiste en fertilizar dos óvulos con esperma del padre (uno de la madre y otro de la donante). Después, se retiran los núcleos de ambos y solo se conserva el creado por los padres, que se introduce en el embrión de la donante.

Es ese embrión resultante, con el núcleo original de los padres y el embrión de la donante libre de la carga genética hereditaria enferma, el que se coloca de nuevo en la madre para que continúe con la gestación.

Source: 20′ Ciencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *