Unas gafas que te permitirán ver colores que a simple vista no distinguirías

20MINUTOS.ES

  • Mikhail Kats y la Universidad de Wisconsin-Madison han diseñado estas gafas que nos darán la capacidad de discernir entre variaciones de coloración.
  • Los humanos somos tricómatas (captamos tres tipos de conos fotosensibles) y las gafas nos darían una visión tetracrómata.
  • El invento podría servir para detectar billetes falsos, objetos camuflados o fruta y verdura en mal estado.

Las gafas ideadas por Kats

Habitualmente ocurre que nos cuesta diferenciar tonos entre colores que, a simple vista, parecen muy similares. Mikhail Kats y la Universidad de Wisconsin-Madison han encontrado solución a este problema con unas gafas que permitirían discernir variaciones de coloración que de forma natural escapan al ojo humano.

El invento podría usarse para detectar billetes falsos, distinguir cosas camufladas o percatarse de deterioros en las frutas y verduras por las variaciones de pigmentación en la superficie de estas. 

Pero para entender correctamente cómo funcionan estas gafas es necesario un poco de contexto. Los humanos somos tricómatas. Es decir, nuestra visión se fundamenta en tres tipos de conos fotosensibles que reaccionan a longitudes de onda cortas (el color azul), medianas (verde) y largas (rojo).

Fue entonces cuando, mientras preparaba su clase de fotónica, el físico Mikhail Kats tuvo la idea de crear un aparato que otorgase al ojo humano un cuarto cono fotosensible —como tienen algunos animales como, por ejemplo, las carpas doradas— que permitiese a las personas poder diferenciar entre tonos de color.

Un equipo de científicos de la Universidad de Wisconsin-Madison ha hecho posible estas gafas que mejoran la visión gracias a unos filtros de color que permiten discernir entre colores metaméricos, aquellos que nos parecen iguales pero que en realidad reflejan longitudes de onda diferentes.

El invento se probó mostrando pares de colores metaméricos en las pantallas de un smartphone y un ordenador. “Parecen exactamente iguales, pero cuando los miras a través de las gafas dices: madre mía, son dos cosas diferentes”. Así se lo explicaba Kats a New Scientist.

Source: 20′ Ciencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *